Un año, 365 días de los que cuando terminas de comerte la última uva con las campanadas, esperas todo de ellos. Deseas y ansías que te traigan felicidad, amor, dinero, trabajo, estabilidad y todo lo bueno como si de arte de magia se tratase poniendo en el calendario, en ese número de cuatro cifras que […]