La primera vez que alguien me dijo ¿te apetece Constelar? pensé, directamente, que se trataba de otra de las atracciones de fin de semana que le gustaban a mis amigas por aquel entonces (donde se ponga un disfraz que se quite lo demás). Yo, que no soporto lo de disfrazarme (algún día me miraré por […]