Familiar enfermo, ¿Te puedo ayudar?

¿Te puedo ayudar? Pero… realmente pregunto si te puedo ayudar o mejor, me lo pregunto yo misma, ¿Te puedo ayudar? ¿Estoy capacitada para ello? ¿Estoy emocionalmente estable, sana y equilibrada en este momento como para ayudarte, entenderte, apoyarte con generosidad y tener empatía con tu momento? ¿Tengo la capacidad desarrollada de, al igual que te puedo aportar mucho bueno, saber poner mis límites como para no permitir que tu enfermedad acabe conmigo a través de la manipulación típica y entendible de un enfermo asustado? ¿Puedo ayudarte sabiendo controlar mi miedo, sin trasladártelo? ¿Podré estar a tu lado con entereza pero igualmente tener la humildad emocional para reconocer que es duro para mi también, que también estoy asustada y que debo encontrar la manera de tener mi espacio para mi, para mis emociones y poder gestionarlas evitando así que en un futuro me pasen factura? ¿Podré soportar tus demandas de atención en momentos determinados y que en otros me rechaces sin que me llene de rabia o de ira? ¿Estoy dispuesta a darte mi tiempo, mi momento, mi alegría para que estés mejor, sin recibir nada a cambio? ¿Respetaré tus decisiones hacia el tratamiento o como llevar tu enfermedad sin creerme que tengo la solución a todo? Y además de todo esto que me concierte a mi con respecto a ti, tú, familiar enfermo que estás viviendo este momento tan duro, que tienes miedo, que quizás también dolor físico, que la incertidumbre te colapsa y que debes tomar decisiones vitales en tu vida, ¿quieres que sea yo quien te ayude?

Estas y muchísimas más preguntas me haría ahora si retrocediese en mi vida 2 años y 6 meses justo a ese momento en el que conocí la existencia de un cáncer terminal en mi padre. Justo a ese momento en el que realmente no vi ningún problema porque el shock fue tan grande que seguí cenando y bebiendo cava como si me hubiesen contado que mañana haría sol. Nadie me dijo cómo sería, como debía hacerlo y por supuesto, qué pasaría después. Lo primero que hice fue, a mi manera, intentar ayudar, sin pararme a pensar ni un minuto ni en mi, en estar bien, en tener todo en orden emocionalmente con mi padre como para que mi ayuda fuese positiva ni en él, en qué quería realmente… y tampoco lo pregunté. Cuando aparece una enfermedad así alrededor, no pensamos, el miedo nos nubla y comenzamos a actuar por instinto. Dejamos de ser racionales para convertirnos en los salvadores del Universo sin darnos cuenta que lo que ocurra, sea cual sea el desenlace, nos hipotecará durante mucho tiempo y que el objeto de esa enfermedad seguramente es el contrario, es el de que aprendamos a ser racionales y gestionemos aquello que en conjunto, nos ha hecho llegar a ese momento.

Y digo en conjunto porque una enfermedad no es algo que solo aplica a quien la sufre físicamente sino que engloba a todo el entorno. Soy de la opinión que si algo ocurre cerca de mi y me afecta de alguna manera, es porque yo soy parte de ello y tengo algo que aprender y solucionar así que, después no solo del cáncer de mi padre sino del de mi madre 3 meses después, ahora, viéndolo con unos meses de distancia, creo que cuando aparece una enfermedad así, lo que haría ahora sería parar, pensar, ser lo más fría posible y ante todo, ser egoísta porque serlo, me permitirá ser generosa con la persona que está sufriendo.

De nada servirá intentar ayudar desde un prisma equivocado con temas pendientes con esa persona; menos ayudará al enfermo, a mi y a la enfermedad postergar conversaciones o asuntos pendientes por “pena” porque quizás eso es justo a lo que ha venido la enfermedad, a que nos enfrentemos de una vez por todas con lo “pendiente”; devastador será intentar ayudar a alguien si yo me voy detrás y me hipoteco porque todos saldremos más perjudicados; y por supuesto estoy perdiendo el tiempo si el afectado no quiere ser ayudado por mi, sea coherente o no, sea porque me quiere y prefiere que yo esté en otra cosa o sea porque no soy yo la persona elegida. Piensa, es importante, fríamente aunque el corazón te esté diciendo lo contrario que si vas a ayudar a un enfermo al cien por cien, dejando tu vida absolutamente de lado, eso luego te pedirá cuentas, porque tú seguirás viviendo contigo mismo cuando esa persona esté recuperada y vuelva a su vida con unas ganas tremendas de dejar atrás el sufrimiento y recuperar con más vitalidad el tiempo empleado en estar mal y quizás no se de cuenta que entonces, es tu momento de recuperarte y necesitas de él/ella en ese instante en el que están más por disfrutar y olvidar que por meterse en otra situación difícil. Y no lo hacen ni siquiera por y con egoísmo consciente pero después del trance, huirán de más dificultad pero tu estarás inmerso en un proceso de gestión de las emociones que dejaste a un lado por ayudarle y además, intentando recuperar tu vida que dejaste por esa persona con el esfuerzo que te conllevará y por muchísimo que quieras a esa persona y por más generosidad y amor que le pusieses a SU proceso, esto, cuando tu seas el que te tienes que recuperar, te generará rabia y dolor porque tu entregaste tu todo en entonces y ahora, no te lo valoran o no están para ti. Y esto, pasa, siempre pasa, porque somos humanos y el egoísmo y más después del sufrimiento, está ahí.

No olvidarse de uno es lo más importante. No dejes tu vida a un lado, sigue con ella, siente, toma espacio para ti y sobre todo, atento a las manipulaciones de un enfermo porque el miedo puede hacernos actuar de formas nada “éticas” y aunque hay que tener empatía y entender el momento de enfermedad, dolor, miedo y angustia, no todo está permitido y desde fuera, por nosotros y por ellos, debemos saber poner límites de forma sana, saludable y positiva para todos. Valora todo aquello que puedes perder y lo que ello conllevará en tu vida… porque en estos trances se pierde y mucho cosas y pero sobre todo personas que luego puede que no recuperes y que realmente querías en tu vida aunque ahora pienses que no o que siempre esperarán y aguantarán todo.

Familiar enfermo, ¿te puedo ayudar? Esa gran frase me la haría yo misma para empezar, hablaría conmigo misma y si la respuesta es no pero mi deseo es que si, tengo muchas cosas que hacer para solucionar conmigo misma antes (aunque sea lo básico para estabilizarme) y luego poder prestar mi corazón y generosidad a alguien con la seguridad de que no me perjudicará después.

Si yo volviese atrás, lo haría de otra manera pero sobre todo la segunda vez que entregué mi vida, mi trabajo, mi pareja y mi ser sin calibrarme antes y la debacle posterior ha sido extenuante, larga y dolorosa. Permítete, la enfermedad viene a enseñarnos a todos, incluidos los familiares y nadie, es Superman ni está obligado a serlo.

Author
Mi vida cambió desde que asumí la completa responsabilidad de mi vida, mis actos y todo lo que ocurre a mi alrededor y que me afecta. Intento no castigarme, racionalizar y cuando puedo, fluir. Ese, es mi objetivo. Además de esto, amo la comunicación, escribir y expresarme y ese, es mi trabajo desde mi impulso emprendedor de mi estudio de marketing y comunicación.

Comments 5

  1. Avatar
    Kelclenry
    Reply

    Comme Le Kamagra Viagra Online Stores Deltasone Prescribing Information

    25 junio, 2017
  2. Avatar
    Kelclenry
    Reply

    Methylprednisolone Interact With Keflex viagra Viagra Uso En Jovenes

    7 julio, 2017
  3. Avatar
    ChasBync
    Reply

    Amoxicillin Cat No Rx online pharmacy Priligy Krankenkasse

    8 julio, 2017
  4. Avatar
    Kennnusymn
    Reply

    How Many Days To Take Amoxicillin cialis price Drs Charles Bluestone Amoxicillin

    8 julio, 2017
  5. Avatar
    ChasBync
    Reply

    Prix Levitra Pas Cher viagra Progesterone With Overnight Delivery

    19 julio, 2017

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *